Saltar al contenido

Principios del reiki

El reiki es una terapia complementaria que se sirve de unos principios básicos. Según su creador Mikao Usui se fundamente en unos textos del emperador Meiji de finales del siglo XIX.

En esa época esplendorosa para la sociedad japonesa la espiritualidad cobraba un aspecto mucho más pragmático. El reiki no es una simple forma de mejorar la salud, en sus cuatro partes presta especial atención al comportamiento, los sentimientos y la forma de integrarlos en nuestro día a día.Reiki Principios

Curso de Reiki desde Casa

No enfadarse

Okou-na: En estas palabras japonesas está una de las claves principales para alejar enfermedades, el no enfadarse. El enfado y el rencor pueden hacer mucho más daño a nuestra energía y cuerpo de lo que podemos llegar a pensar.

Son reacciones que pocas veces controlamos, simplemente surgen para rodearnos de negatividad y de bloquear esa fluidez energética que debemos mantener.

Cuando la ira se desata los puntos débiles del cuerpo caen en sus redes. Usui no tenia muy claro, el primer principio es alejarla, no irritarse por nada.

No preocuparse

Shimpai Suna: El segundo de los principios fundamentales del reiki tiene una base maravillosa: No preocuparse. El ser humano pasa la mayor parte del tiempo pendiente de sucesos que aún no han tenido lugar. Vivir en el futuro o pendiente de problemas que pueden ser reales o infundados es uno de los elementos que peor sienta a nuestra salud. Esa inquietud y malestar emocional que podemos ir generando atacará directamente el sistema inmunológico. Las personas que viven preocupadas son mucho más propensas a sufrir determinadas enfermedades.

Agradecer

Kansha shite: Hay sentimientos que son generadores de buenas vibraciones de alegría y paz, ser agradecidos es una de las mejores maneras de atraerlos. El reiki tiene entre sus bases agradecer en todo momento cualquier pequeño detalle o gesto, no hace falta que tengamos un mundo repleto de buena suerte, a veces las desgracias son oportunidades que también se merecen de nuestro agradecimiento. Ser como somos, decretar nuestra fe en el presente y vivirlo cada instante con la sensación de obtener lo mejor, es un principio fundamental para mantener nuestra salud en plena forma.

Trabajar duro

Goo ha ge me: Para los japoneses el trabajo es una parte importante de sus vidas, el reiki no podía ser menos y entre sus principios cuenta con una frase: ‘Trabaja duro’. Nada sucederá si no somos capaces de obtener recursos suficientes para que así sea. Dedicar tiempo a nuestra salud es un trabajo fundamental para cualquiera, no se trata de estar horas y horas dedicados a obtener recursos para los demás, nosotros debemos ser una prioridad. El tiempo en que se trabaja para uno mismo pasará por delante de cualquier otra actividad. Una sesión de reiki se basa en un tiempo invertido para mejorar nuestro cuerpo en todos los niveles.

Ser amable

Hito Nishinsetsuni: El reiki se basa en una energía universal de la que nos servimos. Esta energía deberá fluir libremente y relacionarse con la de los demás. Nuestra fuente interior respetará la de los demás y nos conectará con el todo. Ser amable con todo el mundo es una pauta de comportamiento muy necesaria en cualquier sociedad, no solo la japonesa de finales del siglo XX también en nuestro propio entorno es algo necesario. Dejar a un lado ese ego perjudicial que nos aísla y atrapa, sustituirlo por una fluidez constante nos ayudará a cambiar por completo nuestro entorno.

Estos principios serán los encargados de hacernos entrar en el universo del reiki, además de sus sesiones de unos 45 minutos cada una, aplicar una nueva forma de relacionarnos y actuar atraerá beneficios importantes a nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *